NUESTRA HISTORIA


fachada3

La empresa Ramón Criado y Cía, S.A. tiene su origen aproximadamente en el año 1964, cuando su fundador, Ramón Criado Monge, empezó en la Provincia de Cáceres con el montaje de cámaras frigoríficas de pequeño y mediano tamaño, armarios con grupo a parte y todo lo relacionado con el frío industrial, comercial y aire acondicionado. Asimismo realizó pequeñas instalaciones de calefacción por leña y vapor a baja presión, al igual que reparación de quemadores de fuel – pesado.

La única infraestructura que poseía era su propio vehículo y un pequeño almacén situado en Ronda del Carmen. Posteriormente se trasladó a un local de unos 60 m2 en la Avda. de Portugal, donde empezó a llevar mantenimientos y servicios técnicos de algunas marcas comerciales, de quemadores y cocinas, así como el montaje de algunas instalaciones de aire acondicionado y calefacción de mediana potencia, sin olvidar el frío industrial y comercial.

Por estos días se empezó a trabajar con algunos Organismos Oficiales y con constructores que empezaban a crecer en ese momento. La plantilla constaba de un administrativo, un almacenero, dos técnicos y dos montadores. En lo referente a medios de transporte, poseía un vehículo furgoneta y un pequeño camión. Se empezaban a acometer obras con servicio completo (llave en mano),donde se nos contrataban varios trabajos necesarios para acabar la obra (construcción, fontanería, electricidad, pintura), con su correspondiente calefacción y aire acondicionado. Se empieza a tener un pequeño stock de materiales (tubos, repuestos, radiadores, calderas, compresores, etc…), se forma a los operarios en cursos de mantenimiento y servicio técnico, fuera de Cáceres, incorporando a la Empresa las últimas innovaciones en herramienta y maquinaria para desarrollar su labor. De hecho, muchas personas que ahora trabajan en el ramo de la calefacción, aprendieron su oficio en esta Empresa.

A partir del año 1976 -1977 comienza la construcción de una nave propia en el Polígono Industrial de Aldea Moret, con una superficie útil de 2.000 m2 y 3.000 m2 construidos, donde se alojan la oficina de proyectos, administración, talleres y almacén. Se contrata a un delineante y se empiezan a calcular y proyectar instalaciones de mediana y gran potencia. Se comienzan a diseñar también instalaciones con propano, y con la inminente entrada del Reglamento que rige el sector, se tienen en cuenta los aspectos de seguridad y medio ambiente. Por estas fechas, se aumenta la plantilla de doce trabajadores a diecinueve, se contrata a un Ingeniero Técnico para proyectos y aumenta la cartera de cliente, tanto privados como de la Administración. Comienzan a hacerse contratos de mantenimientos para todo tipo de combustibles.

1989 es el año en el que Ramón Criado y Cía pasa a ser Sociedad Anónima familiar, se hace necesario un aumento de plantilla a veinticinco trabajadores, diseñándose grandes proyectos y acometiendo obras de reestructuración en la nave y ampliando el parque de vehículos, en el que se incluye maquinaria pesada como un camión de mediano tonelaje. También se crea un aula de formación de personal, al igual que obtenemos clasificación amplia para diversas actividades e incluso se trabaja con arquitectos de renombre internacional. Dónde estamos.